Home » ¿Cómo es la conservación del cuerpo de un difunto?

¿Cómo es la conservación del cuerpo de un difunto?

Conservación cuerpo difunto Funos

¿Cómo es la conservación de un cadáver? ¿Cuáles son las técnicas utilizadas para conservar el cuerpo de un difunto? La preservación de los fallecidos es una técnica ancestral que los humanos hemos practicado desde hace miles de años.

La conservación de cuerpos se remonta a civilizaciones milenarias. Los egipcios son un perfecto ejemplo de la práctica de la momificación. A lo largo de los siglos los humanos depositaron momias en sarcófagos en distintos puntos del planeta.

Tabla de Contenidos

Compara precios de funerarias
y ahorra

¿Cómo es el proceso de descomposición de un cuerpo?

El cuerpo humano, una vez fallece, entra en un proceso natural de putrefacción. Los tejidos y sustancias de nuestro cuerpo empiezan a descomponerse como cualquier otro organismo biodegradable

Las fases por las que pasa este proceso de descomposición son: fresco, hinchado, de putrefacción activa, de putrefacción avanzada y seco o de restos.

La primera fase (fresco) empieza justo después de que el corazón deje de latir, y puede durar entre 36 y 48 horas. En esta etapa, la descomposición es lenta, y produce efectos como la pérdida de temperatura y el livor mortis (decoloración azul del cuerpo). Entre las 3 y las 6 horas posteriores al fallecimiento aparece el rigor mortis, cuando los músculos se vuelven rígidos.

Durante esta fase «fresca», no es necesario utilizar ninguna técnica de específica más allá de la conservación en refrigerado. Mantener el cuerpo a baja temperatura es suficiente para limitar los procesos de descomposición.

Posteriormente, llegan las fases de hinchado y de putrefacción activa. Durante el proceso de descomposición, las bacterias empiezan a alimentarse del cadáver, por lo que emiten gases que hichan el cuerpo y despiden una gran variedad de derivados químicos. Entre ellas, la putrescina y la cadaverina, ambas de un olor muy desagradable.

Por eso, a partir de los dos o tres días del fallecimiento, empieza a ser necesario aplicar ciertas técnicas como el uso de desodorantes. También se practica el taponamiento de los orificios para evitar que salgan fluidos al exterior.

Después de los dos o tres días del fallecimiento, si queremos seguir velando al fallecido, puede ser necesario empezar a utilizar técnicas de conservación específicas, además de la conservación a baja temperatura.

Más adelante se acelerará el proceso de putrefacción activa, en el que el cuerpo pierde mucha masa, y libera gran cantidad de líquidos, y emite un fuerte olor

A continuación, procede la putrefacción avanzada, en la que el cuerpo termina perdiendo toda la masa blanda, hasta que se convierte en huesos o restos.

¿Qué es la conservación de un cadáver?

Hoy en día, las personas no son momificadas como miles de años atrás sucedía. Actualmente, para ralentizar o evitar la descomposición cadavérica, en los tanatorios se utilizan otras técnicas para conservar los cuerpos.

Las técnicas más habituales están relacionadas a la refrigeración o aplicación de bajas temperaturas y el uso de sustancias químicas para conservar el estado del cuerpo.

¿Por qué es importante conservar un cadáver?

La conservación del cuerpo se hace necesaria para facilitar el proceso de duelo. Los familiares que ven a un difunto bien conservado y presentado asimilan mejor la pérdida. El motivo es claro, poder ver al familiar fallecido en condiciones óptimas nos da una sensación de que se ha ido en paz. Por consiguiente, se recomienda una conservación y un tratamiento estético (tanatoestética) que presente al difunto con el mejor aspecto posible.

Así las cosas, si vamos a realizar un velatorio, es importante conservar el cuerpo en refrigerado. Además, evitará la aparición de olores desagradables que harían indeseable la vela.

Normalmente, no será necesario un proceso de tanatopraxia, y todavía menos el embalsamamiento. Solo en caso que queramos velar el cuerpo pasados varios días de la defunción, la tanatopraxia sería recomendable, a pesar de ser tóxica para el cuerpo y el ambiente.

¿Cuáles son las técnicas para la conservación del cuerpo de un difunto?

Las técnicas para conservar el cuerpo de un difunto varían dependiendo qué tan intensivos son con el uso de productos y agresivos con el cuerpo.

Actualmente podemos clasificarlos en dos clases:

  • La aplicación de frío para ralentizar o detener el proceso de descomposición.
  • La intervención con productos químicos agresivos para cumplir el mismo objetivo.
Conservación refrigerada cadáveres Funos
Compara precios de funerarias
y ahorra

¿Por qué se congelan los cuerpos de los difuntos?

En términos generales, los cuerpos son introducidos en refrigeradores especiales en las morgues de hospitales y residencias, y en el tanatorio, porque esto ralentiza su proceso de putrefacción. Aquí utilizamos principalmente dos técnicas: la refrigeración y la congelación.

La refrigeración es una técnica de conservación de cuerpos con la que se buscar retrasar el proceso de descomposición por medio del descenso  artificial de temperatura.

La congelación, por su parte, es un poco más drástica. En este método, el cuerpo del difunto se introduce en un estado de hipotermia. Lo que detiene completamente el estado de putrefacción.

La refrigeración o congelación  de un cuerpo permite a los familiares y allegados poder escoger el momento adecuado para realizar la ceremonia funeraria del difunto.

¿Qué se usa para la conservación del cuerpo?

Material tanatopraxia tanatoestética Funos

En la tanatopraxia, las técnicas utilizadas para la conservación del cadáver buscan prolongar el buen estado del tejido con los mejores estándares estéticos. 

Las técnicas de conservación que utilizan sustancias químicas tienen dos propósitos: la conservación transitoria del difunto y la conservación definitiva a través del embalsamamiento.

La conservación transitoria retrasa el proceso natural de putrefacción del cuerpo con la aplicación de sustancias químicas como el alcohol metanol y formaldehido o formol.

El embalsamamiento es una técnica tanatopráxica que en vez de retrasar la putrefacción, como la conservación transitoria, logra evitarla al preservar la integridad del tejido de manera indefinida.

Compara precios de funerarias
y ahorra

¿Qué es embalsamar un cuerpo muerto?

Embalsamar un cuerpo requiere de métodos complejos. Esta técnica de tanatopraxia, como resaltamos previamente, consigue impedir la putrefacción del cuerpo del difunto de manera indefinida, similar a la muy antigua momificación.

En este proceso se utilizan sustancias químicas especiales como resinas y bálsamos. Conlleva un complejo trabajo con equipos especiales como: bombas electro-inyectoras, hidro-aspiradoras, inyectores de cavidades, aspiradores, cauterizadores eléctricas, tubos nasales y demás.

Este proceso es altamente tóxico para el medio ambiente, por lo que no es muy recomendable.

Material tanatopraxia embalsamamiento Funos

¿Cuánto tiempo puede durar un cuerpo embalsamado?

Un cuerpo embalsamado debería preservarse por tiempo indefinido. Existen momias egipcias con más de 3000 años que aún mantienen sus tejidos y cavidades a pesar de ser embalsamadas con métodos muy antiguos.

En la actualidad se han hecho embalsamamientos a algunos líderes mundiales fallecidos como: Lenin, Eva Perón, Ho Chi Minh y Mao Zedong.

¿Qué técnicas de conservación se pueden utilizar en un funeral ecológico o sostenible?

Esta pregunta frecuenta mucho en las redes. En las técnicas agresivas de tanatopraxia y embalsamamiento el cuerpo es inyectado e intervenido con una altísima cantidad de químicos que suelen ser tóxicos.

Lo cierto es que las técnicas de conservación de cuerpos diferentes de la refrigeración y los funerales ecológicos no son compatibles. La alta carga de químicos en el cuerpo del difunto sería un agente contaminante en el suelo.

El propósito de los funerales ecológicos es el de cumplir con el ciclo de la vida de la forma más natural. Esto implica dejar que el cuerpo del difunto se descomponga naturalmente en el suelo.

Logrando esto, el difunto servirá como un óptimo agente ecológico que potenciará la nutrición del suelo y los organismos que emanan y viven de él.

Comparte en:

Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Compara precios de funerarias
y ahorra