¿Entierro o incineración? Ventajas e inconvenientes

funos.es comparador funerarias precio entierro incineración ventajas inconvenientes

Una de las decisiones más difíciles de tomar para familiares y amigos de un fallecido es lo que se hará con sus restos. La pregunta se plantea: entierro o incineración, ¿cuál es mejor? ¿cuál es el precio de cada uno? ¿cuál es más barato? En este nuevo artículo de nuestro blog intentaremos responder este y más interrogantes que suelen formularse sobre el tema. ¿Cuánto cuesta la cremación de una persona?, ¿cuál es la diferencia entre cremar e incinerar?, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una?, ¿cuáles son los beneficios del entierro?, ¿cuál es el precio de un entierro? ¿y el precio de la cremación?, ¿qué diferencia hay entre entierro e inhumación?

Diferencia entre entierro o inhumación y cremación o incineración

Cuando hablamos de entierro o cremación, nos referimos a dos maneras diferentes de disponer del cuerpo de una persona una vez que ésta ha fallecido. En muchos casos, son las personas en vida quienes definen qué tipo de trato se les dará a sus restos. Otras veces, en cambio, son sus familiares o amigos quienes lo deciden en base a cuestiones como el precio, el estilo de servicio, las creencias religiosas, cuestiones prácticas o costumbres familiares. Sobre este tema te invitamos a leer nuestros artículos Pasos a seguir ante un fallecimiento y ¿Cómo financiar un funeral en España?.

Entierro

El ritual de enterramiento de cadáveres y los ritos asociados a la muerte han formado parte del día a día de los seres humanos desde hace casi 100.000 años. Esta costumbre, presente en todas las regiones del mundo, se ha asociado a lo largo de la historia a cuestiones culturales y religiosas, pero también prácticas como la protección del cuerpo frente al posible ataque de animales. 

En la actualidad, se entiende por entierro al ritual en el que el cuerpo de un difunto se coloca bajo tierra o en un nicho en un ataúd sellado. Para muchas familias, su iglesia habitual posee un cementerio adyacente, y la persona es normalmente enterrada allí. Otras, en cambio, eligen cementerios privados. La inhumación, por su parte, hace referencia al enterramiento en un nicho, normalmente en un camposanto público, aunque también puede tener lugar en un sepulcro privado.

Cremación

Aunque a veces son utilizados como sinónimos, los términos incineración y cremación no significan lo mismo. Incineración se refiere a un sistema por el que un residuo orgánico, mediante la aplicación de altas temperaturas y un tratamiento térmico adecuado, pasa a convertirse en cenizas debido a la combustión. Cuando hablamos de cremación, en cambio, nos referimos al proceso de reducción del cuerpo humano a cenizas.

De forma más técnica, podríamos definir a la cremación como la combustión, vaporización y oxidación del cuerpo humano a sus componentes químicos básicos, tales como gases, cenizas y fragmentos minerales. En comparación con los ritos de enterramiento, la cremación es un proceso más “reciente”, ya que data de hace al menos 20.000 años. 

Una vez que se ha reducido el cuerpo a cenizas, es muy común que los allegados al difunto las preserven, ya sea para tenerlas en sus casas en urnas especialmente creadas para tal fin o para esparcirlas en algún sitio especial, normalmente cumpliendo una voluntad de la persona en vida. Sin embargo, respecto a esto último, es importante siempre tener en cuenta las regulaciones locales o autonómicas que existen al respecto, ya que en muchas zonas está prohibido arrojar cenizas en determinados lugares.

Ventajas e inconvenientes del entierro o inhumación

La decisión de enterrar o incinerar un cuerpo responde, como dijimos, a muchos factores y circunstancias. Sin embargo, es posible diferenciar aspectos positivos y negativos de cada elección. Para poder tomar la decisión, la gente se pregunta cuáles son las ventajas e inconvenientes del entierro en comparación con la  incineración.

El entierro o inhumación ofrece una primera ventaja evidente, desde lo emocional, y es que brinda a los familiares y amigos de la persona fallecida la posibilidad de tener un lugar fijo donde acudir para realizar visitas o rendir homenaje. 

El inconveniente principal del entierro es la necesidad de tener un espacio físico para depositar el cuerpo, y el coste de éste. Para poder enterrar o inhumar es necesario disponer -ya sea en propiedad o en alquiler- de un nicho, tumba, panteón, o cualquier otro espacio adecuado en el cementerio. Por tanto, implica un coste de compra o de alquiler, hay que pagar un precio por él, y muchas veces implica también un coste de mantenimiento anual o mensual. Hay varias opciones, desde los nichos más baratos (los situados más arriba), hasta las opciones más caras como las tumbas en suelo o los panteones. Si la familia ya dispone de este espacio, será un inconveniente menos a tener en cuenta. Si la familia no dispone del espacio, tendrá que contratarlo en un cementerio, alquilarlo o comprarlo, pagando su precio.

Otra de las cuestiones que se suele tener en cuenta para elegir entre entierro o cremación es el mayor o menor impacto que cada acción tiene en el medio ambiente. Si bien podría pensarse que el entierro es un proceso más ecológico, la realidad es que el número de muertos diarios que hay en el planeta es tan grande que se ha vuelto un proceso muy contaminante por los materiales implicados. Las mortajas, por ejemplo, han pasado de ser de algodón (biodegradable) a fibra elástica a base de derivados del petróleo (no biodegradable). Asimismo se utilizan materiales como el zinc o la madera (que puede tener tratamientos con barnices ecológicos o no biodegradables) que, con el tiempo, se corroerán y dejarán que lo que quede de nosotros se esparza. Por último, los propios antibióticos que haya ingerido el cuerpo antes de morir pueden afectar el medio de diversas maneras.

Impacto medioambiental y sostenibilidad del entierro

Otra de las cuestiones que se suele tener en cuenta para elegir entre entierro o cremación es el mayor o menor impacto que cada acción tiene en el medio ambiente. Si bien podría pensarse que el entierro es un proceso más ecológico, la realidad es que el número de muertos diarios que hay en el planeta es tan grande que se ha vuelto un proceso muy contaminante por los materiales implicados. Las mortajas, por ejemplo, han pasado de ser de algodón (biodegradable) a fibra elástica a base de derivados del petróleo (no biodegradable), asimismo se utilizan materiales como el zinc o la madera (que puede tener tratamientos con barnices ecológicos o no biodegradables) que, con el tiempo, se corroerán y dejarán que lo que quede de nosotros se esparza. Por último, los propios antibióticos que haya ingerido el cuerpo antes de morir pueden afectar el medio de diversas maneras. 

Ventajas e inconvenientes de la cremación o incineración

La otra opción es la incineración. La cremación, por su parte, también ofrece algunas ventajas e inconvenientes, comparado con el entierro. Una de sus ventajas es la rapidez y practicidad ya que no requiere de ningún espacio para depositar los restos y tampoco exige gastos de mantenimiento de ningún tipo. Sin embargo, aquí también radica la desventaja, en tanto que la decisión sobre qué hacer con las cenizas queda del lado de los familiares o allegados. En muchos casos se coloca la urna en un nicho, tumba o columbario, lo que genera un coste. Aunque el coste del columbario es menor, también hay que tenerlo en cuenta. 

Existen muchos lugares donde depositar la urna con las cenizas. Una opción son los columbarios, espacios al estilo de un nicho, pero de un tamaño mucho más reducido. Otra opción es depositar la urna en un nicho o tumba, igual que si depositáramos el ataúd con los restos mortales, pero ocupando menos espacio. Existen columbarios en múltiples ubicaciones, muchas veces en cementerios, pero también en iglesias y otros espacios reservados. Los columbarios suelen ser más económicos que los nichos porque requieren de mucho menos espacio.

Pero no es obligatorio depositar la urna en un nicho o columbario, se puede decidir guardar la urna en casa, o esparcir las cenizas por algún espacio natural o significativo para el fallecido y sus familiares. Si se opta por esparcir las cenizas, habrá que tener en cuenta la regulación específica para saber en qué lugares está permitido este esparcimiento y en qué lugares no.

Algunas empresas ofrecen servicios innovadores al respecto, desde esparcir las cenizas en el mar, en espacios naturales singulares, hasta enviar las cenizas al espacio.

Impacto medioambiental y sostenibilidad de la cremación

Respecto a la cuestión ecológica, como se dijo, ambos procesos son poco amigables con el medio ambiente. Para incinerar un cuerpo se precisan temperaturas superiores a 800º C en un horno crematorio, además de 20 litros de aceite y medio kilo de carbón activado para filtrar posibles emisiones contaminantes o de metales pesados. Por otro lado, incluso así se emiten a la atmósfera más de 27 kilos de CO2 por cuerpo incinerado. Además, las cenizas pueden contener altas tasas de metales pesados. Las cenizas esparcidas también pueden ser un problema, especialmente en ríos o fuentes de agua potable.

Entierro o incineración: ¿cuál es el precio de cada uno? ¿qué es más barato?

Históricamente, en España han sido mucho más frecuentes los entierros que las cremaciones. Esa tendencia, sin embargo, ha ido cambiando de manera muy marcada en los últimos años. En pocos años se ha pasado de tasas muy bajas de incineración, a alrededor de la mitad de los actos. En los próximos años se prevé que las incineraciones dominen el panorama. Pero, ¿qué sale más barato? 

Cuando empezaron a realizarse las primeras cremaciones, este tipo de funeral suponía un ahorro importante para quienes lo escogían porque eliminaba el gasto del nicho, de la lápida, del servicio de inhumación, etc. Sin embargo, con la popularización del servicio, muchos cementerios o iglesias han dispuesto espacios especiales para la disposición de las cenizas, además de la incorporación de urnas de mayor calidad, lo que ha incrementado el coste de las cremaciones.

Según un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), presentado en 2020, el coste promedio de un servicio funerario en España es 3.500 euros mientras, aunque hay diferencias muy significativas entre provincias, hasta el punto que el coste puede oscilar entre 2.000 y 5.500 euros, para el mismo servicio, según la provincia. 

Aunque la mayoría de la gente cree que las incineraciones son más baratas que los entierros, no siempre es así. Incinerar solo supone un ahorro importante en pocas ciudades. Los precios de los entierros y las cremaciones van muy relacionados: en aquellas provincias donde el entierro es barato, también suele serlo la cremación; y las provincias donde los entierros se cobran más caros, también suelen ser donde más caras se cobran las cremaciones. Sí es cierto que algunas funerarias ofrecen servicios más económicos si se opta por la incineración, ofreciendo ataúdes más baratos, y reduciendo otros costes.

Según el citado estudio de la OCU, en España una cremación cuesta una media de 557 euros (con variaciones importantes según la provincia).

 

Cremación directa

Un servicio que permite abaratar el coste del servicio funerario que está creciendo en España es la cremación directa, un servicio funerario más simple, prescindiendo del velatorio en una sala de un tanatorio, y prescindiendo de otros servicios accesorios, de tal manera que se limita el servicio a lo realmente esencial: la recogida del difunto, su tratamiento higiénico sanitario, el enferetramiento en un ataúd (suele ser básico, incluso algunas funerarias ofrecen la opción de ataúd de cartón), la cremación y la urna.

Para más información respecto a los costes en España te recomendamos que visites nuestros artículos Cómo ahorrar en la contratación de un funeral y Ayudas públicas para pagar un funeral.

 

Comparar precios de entierro e incineración

Para saber exactamente en tu provincia o en tu población qué sale más económico, si el entierro o la incineración, lo mejor es que compares ambas opciones a través de nuestro comparador.

Escoge primero una de las dos opciones, si entierro o incineración, observa los precios que te muestra nuestra página, y luego elige la otra opción, y compara ambos resultados. Verás con exactitud, en tu población, y para cada funeraria, qué sale más barato.Compara los precios de entierros e incineraciones aquí.

 

Compara precios de funerarias

y ahorra encontrando la mejor opción